Tokio

Ayer por la mañana me subí a un avión en Guadalajara y después de pasar por dos países, espero en Calgary para abordar hacia Tokio.

Hay algo que nos fascina a los occidentales acerca de Asia y no logro descifrar aún qué es. En clases de arte aprendí del orientalismo y noté que desde aquí -o desde Europa- se sueña con la libertad vestida en saris bordados y kimonos de seda. Como si todo lo que no nos permitimos aquí es natural allá y viceversa. Tal vez oriente y occidente siguen siendo las grandes divisiones de pensamiento y la oportunidad de conocerlas ambas, de adentrarse aunque sea por unas semanas en ellas genera una expectativa magnífica e incomparable.

Por lo pronto me conformo con experimentar la región que inventó el papel de arroz, la encuadernación japonesa y el origami. También la que adora utilizar sellos y los considera una firma legal, la que tiene un sistema postal de primera y que adorna sus paquetes con washi tape.

Así que en las próximas semanas intentaré no quebrarme la cabeza con el cambio de cultura; con algo de suerte, paciencia y mucha observación, aprenderé acerca de cómo viven su vida y qué los mueve, con la esperanza siempre de descubrir que todos, por más diferentes, sin importar de qué lado del mar hayamos nacido, somos poco más que humanos.

PD. Pueden seguir mi viaje por la cuenta de Instagram, ahí publicaré fotos de libros, papel y demás monerías.

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s